Sobre mí

“Llámame raro si quieres, pero a mí, me encanta estar con mis clientes”

Lo confieso, no soy el típico asesor de traje y corbata, eso no va conmigo.

A mí me gusta sentarme con mis clientes, tratar con ellos de tú a tú, explicarles las cosas que no comprenden sobre la gestión de su negocio y si se tercia un café, tampoco se lo niego.

Quiero darles el trato que se merecen, ya que antes, no podía hacerlo.

“Llámame raro si quieres, pero a mí, me encanta estar con mis clientes”

Este era el Carlos de antes:

Trabajaba por cuenta ajena y tenía que atender a cuantos más clientes mejor. Por supuesto, no podía dedicarles el tiempo que se merecían. A partir de las 18h, adiós y hasta el día siguiente.

¿Demasiada implicación con un cliente? Algo buscas… ¿Demasiado tiempo? Imposible, tienes una cartera de otras quince empresas esperando…

Este soy yo ahora:

Visito a mis clientes en persona y me mantengo en contacto con ellos siempre que me necesitan.

Son emprendedores, pymes y autónomos que como yo, no siempre tienen el mismo horario, lo cual no nos supone ningún problema.

Me implico al 100% con ellos, les resuelvo sus dudas y les aporto tranquilidad, porque quiero que sientan que sea cual sea su problema, lo solucionaremos juntos.

Mis clientes me consideran más que un asesor, un compañero de viaje, porque comprenden que en realidad, es lo que quiero ser.

Les facilito su día a día, al liberarles del peso que supone para ellos llevar al día toda la burocracia de sus negocios.

Y para mí, es un auténtico lujazo.

Soy Carlos Benavente

Asesor contable y fiscal y “solucionador de problemas”

Ya desde pequeño tenía un don, el don de la empatía. Familia y amigos solían acudir a mí para contarme sus problemas y pedirme opinión al respecto. Dicen que sabía escuchar.

Ayudar siempre estuvo en mí y como los números tampoco se me daban mal, decidí formarme en administración y finanzas.

Tras trabajar durante más de 20 años para diferentes asesorías, me di cuenta de que si quería continuar ayudando de verdad a mis clientes, debía tomar otro camino.

La batalla está en las calles y no en una oficina.

Ver a mis clientes satisfechos, saber que confían en mí… sentir que realmente están tranquilos gracias a mi labor, vale mucho más que todo lo ganado años atrás.

Ya he hablado demasiado de mí.
¿Qué te parece si ahora, hablamos un poco de ti?

Como autónomo que soy, me pongo en tu piel y sé que tu negocio tiene que estar disponible 24/7, aunque no siempre se diga.

Que intentarás estar en todo, pero que llegará un momento en el que te será imposible, y tendrás que buscar a alguien en quien poder confiar.

Que aunque tengas un departamento de administración, necesitarás un asesor que te acompañe en los momentos clave.

Que si quieres seguir creciendo en la dirección correcta, deberás contar con un buen profesional que te ayude a tomar decisiones.

Si sientes que estás justo en este momento, no lo dudes, contacta conmigo

Mi lado más personal

  • He trabajado para muchas empresas y en todas sentí lo mismo. No podía dar todo de mí y me dolía no atender a mis clientes como yo deseaba. Un buen día me cansé y lo dejé todo. Ese día, volví a nacer.
  • Mi vida siempre ha estado ligada a ayudar a los demás. Ya desde pequeño siempre tuve facilidad para escuchar y ponerme en los zapatos ajenos.
  • Mi mayor hobbie es mi trabajo (me confieso un poco workaholic) pero más que los números, disfruto de mis clientes. Acompañarles e intentar comprender sus inquietudes, sabiendo que a veces, sentirse escuchados les ayuda más que cualquier otra cosa.
  • Me gusta pasar tiempo con mi gente, esos cafés interminables… sentarme en la terraza a observar a la gente y pensar cómo serán sus vidas, a qué se dedicarán, o si serán felices.
  • Saber que puedo tener mi conciencia muy tranquila, haciendo lo correcto para mí y para mis clientes.

Me gustaría rodearme de personas auténticas que como yo, sientan ilusión y compromiso por su proyecto

 

Profesionales que vean en mí a un compañero más en este viaje. Alguien en quien poder confiar lo más valioso de su negocio, sus números.

Si tienes claro que tú eres esa persona, escríbeme, nos veremos pronto.

Ir arriba