CUENTAS ANUALES VS IMPUESTO DE SOCIEDADES, ¿Y AHORA QUE?

Impuesto-de-sociedades-2020

CUENTAS ANUALES VS IMPUESTO DE SOCIEDADES, ¿Y AHORA QUE?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Ahora que ya estamos finalizando el periodo de la Renta y que en una época normal estaríamos todos como locos preparando, formulando, aprobando, generando… nuestras grandes amigas, LAS CUENTAS ANUALES.

Todo por cumplir dentro de los plazos establecidos para llegar a tiempo de su presentación legal, es decir, el esperado y ansioso 30 de Julio. Fecha que antecede en una época normal al último sprint de los despachos profesionales para comenzar esas ansiadas vacaciones. (Algunos de mis compañeros de profesión creen que la peor fecha es finales de Enero, pero yo sigo diciendo y creyendo que la peor fecha para un despacho, es sin duda el mes de Julio)

Pero ante esta situación y ya que por suerte, parece que podremos iniciar esta «nueva normalidad», nos planteamos muchas cuestiones, dudas , sobre los plazos en los que debemos cumplir con las obligaciones mercantiles y como consecuencia… las obligaciones tributarias inherentes a estos procedimientos.

Me refiero, claro está, a las Cuentas Anuales del 2019 e Impuesto de Sociedades del mismo ejercicio.

Si bien en un periodo normal, las sociedades (entendiendo como ejercicio año natural, no voy a entrar en ejercicios partidos…) cuyo cierre contable finaliza el 31.12.2019, tienen un plazo máximo para formular las cuentas anuales de 3 meses (es decir, hasta el 31.03.2020) y cuya aprobación debe realizarse dentro de los 3 meses siguientes a su formulación (30 de junio).

Para que finalmente podamos realizar su presentación dentro de plazo en el Registro Mercantil, debemos considerar como máximo un mes después de su aprobación. Es decir, la fecha se prorrogaría hasta el 30.07.2020.

Evidentemente, cumpliendo con la presentación del impuesto de sociedades del ejercicio 2019 dentro de los 25 días siguientes a los 6 meses posteriores a la conclusión del periodo impositivo.

Hasta aquí todo normal, con las fechas y procedimientos de cada ejercicio.

 

¿Pero que pasa con las empresas? Pues que por causa del COVID19 y el estado de alarma, no han podido formular las cuentas, o no han podido reunirse sus socios para la aprobación del ejercicio.

Si, me refiero a esa inmensa cantidad de PYMES que por espacio, medios e incertidumbre, no han llegado a tiempo a cumplir con los plazos.

¡Y ahora la buena noticia!

 

Para para aquellas empresas que no han podido cumplir con las obligaciones mercantiles por el estado de alarma y el COVID19 (siempre y cuando no nos vengan con nuevas modificaciones de última hora) en el Real Decreto-ley 8/2020 se modifican los apartados 3 y 5 del artículo 40 disponiendo lo siguiente:

01.06.2020, fecha en la que se reanuda el plazo de tres meses para formular las cuentas anuales.

Si antes se disponía de tres meses para su aprobación, con esta modificación se reduce a dos meses para su aprobación a contar desde la formación de las mismas.

Por tanto, tendríamos hasta el 30 de noviembre para presentar las cuentas anuales, siempre teniendo en cuenta que las cuentas anuales se hayan aprobado el 31 de Octubre de 2020.

Hasta aquí todo claro, ¿no? pero os preguntaréis…. pero entonces, el impuesto de sociedades ¿Cuándo lo hemos de presentar?

Aquí, la opinión de un servidor.

 

Entiendo que la AEAT no ha querido posponer los posibles ingresos que generarían las empresas por una cuestión puramente mercantil, puesto que ante esta normativa el impuesto de sociedades debería de presentarse en teoría como máximo de los 25 días siguientes a los 6 meses posteriores a la conclusión de periodo impositivo, es decir, nos iríamos finales de Noviembre.

Pues no, señoras y señores. las sociedades tendrán la obligación de presentar el impuesto de sociedades dentro del periodo habitual de 01 al 25 de Julio de 2020. Ahora bien, con matices importantes a tener en cuenta:

  1. Aquellas sociedades que hayan aprobado las CCAA previamente al IS, realizarán los trámites habituales.
  2. Pero aquí está lo bueno. Aquellas sociedades que aprueben las cuentas con posterioridad a la fecha límite de presentación de IS, deberán presentar la declaración del impuesto de sociedades con la contabilidad disponible a esa fecha y si posteriormente, en la aprobación de las cuentas anuales existieses modificaciones que difieran de la declaración presentada, se deberá presentar con fecha máxima 30.11.2020 una autoliquidación complementaria del IS (que devengará intereses de demora pero no recargo) si es a ingresar – y una declaración rectificativa si resulta de una cantidad inferior a ingresar o superior a devolver.

En definitiva y a mi modo de ver, lo mejor y mas práctico para todos es hacer un gran esfuerzo para conseguir que todas las empresas lleguen a tiempo para cumplir con los plazos habituales, por que me temo que esta solución no va a crear otra cosa que idas y venidas en forma de requerimientos y procedimientos cruzados, lo que va dificultar aún más que las empresas puedan empezar con la «NUEVA NORMALIDAD».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba